¡Viva México!
María Felix, orgullosa mirada de una mexicana
15-09-2017

Por: Staff OchoTv.com

 

Sí, aquí era La Doña pero en Francia, su segundo hogar, María Félix era conocida respetuosamente con el nombre de La Mexicana y sobre su fuerte mirada cargaba, como la mejor embajadora, el orgullo de la mexicanidad ante el mundo.

Esta histórica actriz fue reconocida a nivel internacional por las películas que protagonizó, valiéndose de sí misma para dotar de furia y ruido cada personaje de sus filmes, constituído de un idéntico temperamento que el de sus protagosnitas en La Cucaracha, Doña Bárbara, Río Escondido, entre otras que terminaron por posicionarla, en vida, como una de las máximas figuras del cine mexicano de la época de oro.

Nació en Álamo, Sonora el 8 de abril de 1914, su belleza descubierta en la calle de Palma mientras observaba un aparador fue, paradójicamente, el escaparate que le permitió mostrar los primeros atisbos de la personalidad aguda y a la vez brava con la que crearía trayectoria. Su primera película, El peñón de las ánimas, donde actuó con el gran Jorge Negrete, la catapultó.

En 1943 protagonizó la película cuyo personaje le ofrecería el eterno apodo de La Doña, y forjó el mito de carácter y cejas de látigo que dominaban los cuadros cinematográficos, para atravesar con ambos el cine y su imagen pública: Doña Barbara.  

Estuvo casada con otro ícono de su tiempo y vigente en el nuestro, Agustín Lara, músico, poeta, no era guapo pero transpiraba romance, facultad atípica que terminó por enamorar a María y a un montón mujeres más, esto y la lucha  por los reflectores sentenciaron la relación, breve pero anecdótica y célebre.

 

“Acuérdate de Acapulco, de aquellas noches, María bonita, María del alma, acuérdate que en la playa, con tus manitas, las estrellitas las enjuagabas” -Agustín Lara

 

Después casó con el cantante y actor Jorge Negrete, dos astros que se volvieron a juntar, hasta la muerte del cantante en 1953, once meses después de su boda. Una devastadora sorpresa, ya que el aviso le llegó mientras ella filmaba La bella Otero.

Sus últimos años María los pasó entre Francia y México, conociendo a pintores, intelectuales, toreros y políticos, pues decía que lo único que en su vida llegó a envidiar fue la cultura de otras personas, entre sus amigos estuvieron Salvador Novo, Carlos Monsiváis, Dolores del Río, Diego Rivera y Luis Buñuel.

Entonces y ahora el mito de La Doña, sigue vivo.

 

Comentarios
Mapa del sitio
© Todos los dererechos reservados Ocho TV 2017
Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual. De no existir previa autorización por escrito de OCHO TV, Quiero Media S. A. de C. V., queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos (De manera descriptiva pero no limitativa, a los logotipos, diseños, contenido, texto, fotografías, audios, videos, etc.). Si desea hacer uso de cualquier contenido de OCHOTV, por favor comuníquese a las Oficinas de OCHO TV, al 37 70 00 85. Gracias.