Opinión
Opinión más reciente
06-06-2017
"Todos unidos al grito de ¡fraude! Pero..."
Jonás
EN CONTRASTE 
 
Han pasado apenas unas horas, pero ya se empieza a digerir lo que ocurrió en la jornada electoral de este 04 de junio. Cunde por todas partes la versión del fraude en la elección realizada en el Estado de México, pero aún deben analizarse varios fenómenos y hacer valer los derechos que las leyes les otorgan a quienes se sienten agraviados.
 
Los resultados han sido diversos, pero los más claros se presentaron en Veracruz y Nayarit, donde ganó con amplitud la colación conformada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Partido Acción Nacional (PAN).
 
En Coahuila, el Estado donde han gobernado los Moreira (Humberto y Rubén) durante los últimos 12 años, los panistas gritaron su victoria con horas de anticipación... hoy el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) tiene una ventaja de apenas un punto porcentual, pero ventaja al fin. La reacción del candidato de Acción Nacional (PAN), Guillermo Anaya, ha sido la de conformar un frente con todos los candidatos de oposición para respaldar que él triunfo en la elección y hay un fraude.
 
Pero donde más se ha generado la polémica es en el Estado de México... la noche del domingo, la candidata del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Delfina Gómez Álvarez, iba adelante en el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), pero un conteo preliminar oficial declaró que quien tenía la votación a su favor era el candidato del PRI, Alfredo del Mazo. Las reacciones fueron inmediatas: Delfina Gómez rechazó el pronunciamiento del Instituto Electoral del Estado de México y el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, insistió en mensajes transmitidos en sus redes sociales, que la elección la había ganado su candidata, y que se estaba fraguando un fraude.
 
La polarización quedó instalada.
 
Un día después no sólo se cuestiona la compra de votos y la intervención ilegal del gabinete presidencial de Enrique Peña Nieto para favorecer a su primero, Alfredo del Mazo; se afirma también que el Instituto Electoral manipuló el PREP (se hizo viral en redes sociales una prueba para denunciar que la sumatoria de votos favorece al PRI otorgándole más de los que en realidad tuvo en urnas), y en síntesis, ya se compró la versión de que hubo fraude.
 
Mientras tanto, con más del 95% de las actas capturadas en el PREP, Alfredo del Mazo es el puntero con menos de tres puntos porcentuales, pero que ya son irreversibles en la tendencia del voto. Si en las primeras horas después del cierre de casillas la puntera fue Delfina Gómez, poco después de las 12:00 de la noche del domingo los porcentajes se empataron y después tomó la delantera el candidato del PRI, y ya no la dejó.
 
¿El PRI se robó la elección? La pregunta es oportuna. Pero hay una más: ¿por qué los mexiquenses siguen votando por el PRI si su Estado registra más violencia, más feminicidios, mayor inseguridad, más pobreza? La respuesta puede ser múltiple.
 
A quienes votaron por Del Mazo nadie los obligó. "Les compraron los votos", denuncian muchos, pero al final, la realidad jurídica quedará establecida si en un recuento de votos hay más boletas a favor del candidato priísta.
 
¿Fraude electoral? ¿Elección de Estado? Hay hechos incontrovertibles: primero, hubo una votación histórica para el Estado de México, superior al 52%. En segundo lugar debe destacarse que la jornada electoral, en términos generales, se desarrolló de manera normal, con instalación de casillas y recepción de votos. Si los votos son más a favor de un candidato, eso debe respetarse. Pero si los votantes aceptaron dádivas a cambio, si estuvieron presionados o incentivados, Morena debe actuar y presentar acusaciones y pruebas para que las autoridades anulen casillas, distritos o incluso la elección misma.
 
Pero por otra parte, ni Delfina ni López Obrador pueden ignorar lo que pasó en este proceso electoral: un candidato muy competitivo en el PRD, Juan Zepeda, con quien nunca hubo acuerdo; una tardía declinación del aspirante del Partido del Trabajo (PT) y al final, la incapacidad de las fuerzas políticas de izquierda para unirse.
 
Si la meta era sacar al PRI del Estado de México, no lo consiguieron.
 
En adelante, Morena tiene la obligación de dejar de alimentar mitos urbanos y defender con toda su energía y sus recursos, en tribunales, el triunfo que aseguran, se consiguió en el Estado de México.
Comentarios
Más opiniones
"Peña Nieto y su socavón portátil"
"Margarita Zavala, una cuestión de dignidad "
"Las simulaciones de AMLO, Anaya, Ochoa y Barrales"
"El Santo"
Mapa del sitio
© Todos los dererechos reservados Ocho TV 2017
Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual. De no existir previa autorización por escrito de OCHO TV, Quiero Media S. A. de C. V., queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos (De manera descriptiva pero no limitativa, a los logotipos, diseños, contenido, texto, fotografías, audios, videos, etc.). Si desea hacer uso de cualquier contenido de OCHOTV, por favor comuníquese a las Oficinas de OCHO TV, al 37 70 00 85. Gracias.