Opinión
Opinión más reciente
15-04-2018
"El arte como máquina del tiempo"
José Osvaldo Rondán

Gombrich en su reconocida Historia del arte nos relata el primer acercamiento del ser humano a sus facultades artísticas como magia. Los hombres de las cavernas en Altamira o Lascaux convocaban las potencias y habilidades de las bestías indómitas cuya carne, pieles y grasa, suponían, no sólo elementos económicos sino de subsistencia misma. Ahí en lo alto de las bóvedas de esas oscuras cavernas, la fe los elevaba a reconstruir cuerpos pigmentados con mínerales sobre superficies rocosas que nos dieron las primeras pinturas "tridimensionales". 



Los egipcios usaron el arte para mediar entre la vida y la muerte sus misterios de una forma acertada pero irrepetible, hasta el día de hoy ninguna fe ha podido esclarecer, tanto como lo hizo el lenguaje artístico egipcio, qué sigue o cómo se llega al finalizar la vida. 


En Grecia encontramos, en su época dorada, la época del gran Pericles, las primeras obras con autor, llagaron Fidias, Policleto y Mirón a esculpir no sólo a los dioses en la Tierra sino los parámetros de  estética que replicaría todo Occidente desde entonces y hasta ahora. 


La religión Cristiana se impusó en todas las áreas de la vida europea, por supuesto el arte no fue la excepción y tuvimos un Giotto, a un Fran Angélico y Simone Martini en cada etapa del Medievo representando los pasajes más significativos de la Biblia para que los analfabetas pudieran comprenderla y aceptarla como la única religión. 


El Nacimiento de Venus, la célebre pintura de Sandro Botticelli, figura como una de las obras cuya presencia mejor marca el inicio del Renacimiento, época en la que los italianos dejaron de mirar al cielo cristiano para poner el acento en el ser humano, en el conocimiento clásico heredado por los griegos en donde precisamente Venus, la equivalente romana de la diosa griega de la belleza, la pasión y el amor tenía un importante papel para la vida. 
 


De el Renacimiento tenemos portentos como Leonardo, Rafael y Miguel Ángel cuyos clientes fueron los hombres poderosos de Florenica, Milán y Roma, desde el Papa hasta las familias de aquellos banqueros que cimbraron la historia. A estas alturas la pintura había evolucionado a pasos sorprendentes, no sólo en la temática sino en el uso de planos, sombras, luces y colores para recrear la realidad a partir de juegos visuales, gran ejemplo de genialidad e invención nos lo da precisamente la famosa Mona Lisa
 


Cuando la iglesia respondió a la Reforma protestante que se propagó por Europa, nació el Barroco, con la brocha de pintores como Velázquez, Caravaggio o Rubens, todos de diferentes lugares ayudaron a transmitir la fortaleza de una fe que daría batalla hasta el final. El estilo era saturado, sorprendente, inmenso a la vista en sus colores, temas y poses completamente dramáticas. 
 


El siglo de las luces, el XVIII, apostó por la sobriedad y recreó las mejores crónicas histróricas que la pintura ha brindado al mundo, Francia levantó toda una Academia de Bellas Artes inamovible e innegociable respecto a la exactitud en la técnica y las temáticas que debió usar todo aquel cuya pretención fuera ser llamado artista. 


Claro, ante tanta riguidez, la oposición; así nacieron los Impresionistas que darían pie a todo un siglo de arte Moderno, fauvistas, cubistas, dadaístas y surrealistas. En medio las protestas, la  batalla contra la crítica, la rebeldía  de Monet, la anticipación de Van Gogh y su enlace entre Impresionismo y Expresionismo, el inconsciente de Dalí y sus sueños, las burlas de Duchamp y la nueva visión de Picasso. 
 
 
La Segunda Guerra Mundial mandó el arte a Nueva York y a México, que ya contaban con sus respectivos exponentes, Expresionismo Abstracto,el Muralismo Méxicano y su Ruptura, el arte Pop y de forma alterna la veta cada vez más amplia del arte conceptual. 
 


El arte sigue su curso como río imparable, hoy en el Día Mundial del Arte no sólo celebramos esa fuerza de cascada rápida y violenta que recorre el mundo en todos sus tiempos sino lo que ella significa para el ser humano, lo que comunica a los hombres, espiritualiza y ¿Por qué no? los salva al final del día. 
Comentarios
Más opiniones
"Gasolinazo… con doble afectación a la población"
"Matías Almeyda"
"El efecto de Trump y el discurso de Peña Nieto"
"#LástimaMargarita"
Mapa del sitio
© Todos los dererechos reservados Ocho TV 2017
Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual. De no existir previa autorización por escrito de OCHO TV, Quiero Media S. A. de C. V., queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos (De manera descriptiva pero no limitativa, a los logotipos, diseños, contenido, texto, fotografías, audios, videos, etc.). Si desea hacer uso de cualquier contenido de OCHOTV, por favor comuníquese a las Oficinas de OCHO TV, al 37 70 00 85. Gracias.