Opinión
Opinión más reciente
20-02-2018
"Precampañas: simulaciones y opacidad"
Mario Muñoz

El periodo de las precampañas exhibe de nueva cuenta las simulaciones de los partidos políticos para hacer un proceso electoral más corto y austero. Es una farsa, pero tiene otro ingrediente especial: la opacidad en la presentación de ingresos y gastos de los 900 aspirantes que se registraron ante el Instituto Nacional Electoral (INE) para contender por la Presidencia de la República, la Cámara de Diputados y el Senado.

Para estos cargos, la precampaña inició el 14 de diciembre y finalizó el 11 de febrero pasados. La primera incongruencia —una burla para la población— es que en la mayoría de los casos no existió una competencia interna, que es el objetivo principal de esta etapa “democrática”; en otras palabras, existieron candidatos de “unidad” o fueron seleccionados con el famoso “dedazo”. La coincidencia es que, en sus actos, simularon dirigirse exclusivamente a la militancia, pero fue una descarada campaña electoral, con todo y propuestas.

Por otra parte, mientras todos los aspirantes federales tuvieron ingresos por 18.2 millones de pesos, destaca que se devoraron casi el doble: 32 millones de pesos. No justificaron cerca de 14 millones. Y no pasada nada.

En términos generales, existieron aspirantes al Congreso que no reportaron ingresos ni egresos. Ni siquiera una botella de agua. Otros, por ejemplo, coincidieron con 68 pesos de ingresos e ingresos durante los dos meses de precampaña. Apenas una cena con cinco tacos y su refresco incluido. ¿Les creen?

En el caso de los tres presidenciables con más presencia, el INE publicó al corte del 28 de enero de 2018 que Ricardo Anaya reportaba ingresos por 2.3 millones de pesos, pero gastó 9.5 millones. En otras palabras, una diferencia registrada en pasivos por 7.2 millones de pesos.

Por su parte, José Antonio Meade registró ingresos por 4.6 millones y egresos por 8.1 millones de pesos; una diferencia en pasivos de 3.4 millones.

Y en el caso de Andrés Manuel López Obrador apenas documentó 2.8 millones en ingresos y la misma cantidad en gastos. Según él, está libre de cualquier anomalía. Ya tiene su experiencia.

Hasta esa fecha, todos los candidatos a la Presidencia habían realizado 186 eventos y restaban 64 programados.

Con ese contexto, al corte de los cierres de las precampañas, Anaya reportó ingresos por 12 millones y gastos por 14.8 millones de pesos, una diferencia de 2.8 millones sin justificar, que lo coloca como el más opaco de sus contrincantes. Meade finalizó ese periodo con ingresos por 22.1 millones y gastos por 22.9 millones de pesos; una diferencia en contra de 735 mil pesos. Y López Obrador siguió reportando, de forma calculada, los mismos ingresos y egresos: 6.6 millones de pesos.

En todos los casos, informan que las erogaciones fueron en gastos operativos, propaganda en internet y producción de mensajes para radio y televisión. Sin embargo, aunque algunos aspirantes continúan a contrarreloj justificando sus ingresos y egresos, se remarcan las fallas o las complicidades del INE en la fiscalización de los recursos.

Otro largo periodo electoral, con las mismas simulaciones, pero con los costos más altos de la historia a cargo de los contribuyentes.

Comentarios
Más opiniones
" #Goya en Guadalajara"
"Matías Almeyda"
"Un sexenio que acaba "sin crisis""
"#Diputartistas"
Mapa del sitio
© Todos los dererechos reservados Ocho TV 2017
Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual. De no existir previa autorización por escrito de OCHO TV, Quiero Media S. A. de C. V., queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos (De manera descriptiva pero no limitativa, a los logotipos, diseños, contenido, texto, fotografías, audios, videos, etc.). Si desea hacer uso de cualquier contenido de OCHOTV, por favor comuníquese a las Oficinas de OCHO TV, al 37 70 00 85. Gracias.