Opinión
Opinión más reciente
21-10-2017
"Elegir candidatos: el PRI de las cúpulas"
Jonás

Para terminar con especulaciones y ganar un poco de calma en medio del tsunami en que se está convirtiendo el proceso electoral 2018, hacía falta conocer cuál es el método para elegir candidato presidencial en los dos partidos políticos dominantes: PRI y PAN.

Los mexicanos sabemos perfectamente que hay un candidato presidencial seguro: Andrés Manuel López Obrador.

Pero en Acción Nacional (y con este partido, en el Frente Ciudadano por México, en el que también están MC y PRD) se agitó el avispero con la renuncia de Margarita Zavala.

En el Revolucionario Institucional, por otra parte, han estado deshojando la margarita desde hace meses: José Antonio Meade (Hacienda), Aurelio Nuño (Educación), Miguel Ángel Osorio (Gobernación) y José Narro (Salud), han sonado persistentemente como los apuntados para la candidatura.

En el PAN resolvieron, parece, de manera positiva el método. Por unanimidad, se determinó que su candidato a la presidencia surgirá de una consulta interna a todos los militantes. Es democracia interna.

Pero en el PRI quedó evidenciado que mantendrán el método vertical: el método elegido es Convención de Delegados, es decir, los miembros de la cúpula del partido en todos los estados del país.

En esta ocasión no hacen falta las críticas externas; dentro del PRI hay voces de inconformidad.

Es el caso de la ex gobernadora de Yucatán, ex secretaria general del partido, y ex legisladora (estatal y federal) Ivonne Ortega Pacheco.

Desde hace meses, esta mujer ha bregado contra la tendencia interna del PRI. Avisó que competiría por la candidatura, sin esconderse. Pero ajena a la fuerza del grupo político que encabeza al PRI, hizo trabajo de base. Su petición todo el tiempo era abrir la elección a las bases del partido, es decir, que votaran los priístas para elegir candidato.

La ignoraron.

Ortega Pacheco advierte que con las reglas "que impuso la cúpula" persistirá en su intento y buscará la candidatura.

El suyo es un mensaje valiente dentro de un partido político donde no van a escucharla ni van a darle espacio, a pesar de que el PRI también aplaude la apertura de espacios a las mujeres.

Lo que el PRI nunca ha aceptado es un proceso de democratización interna. La suya es una tradición vertical, impositiva, antidemocrática.

Y si no atieden a sus militantes, menos lo hacen con los ciudadanos que no militan en ningún partido.

Las decisiones horizontales y el respeto a los diferentes grupos internos tiene un precio alto. La prueba está en el Partido de la Revolución Democrática (PRD), donde el trabajo de tomar acuerdos les ha pasado factura.

Pero el PAN, con todo y las críticas a su dirigente Ricardo Anaya, sí ha logrado un equilibrio entre democracia interna y fuerza de grupos.

El PRI, otra vez, está lejos de la congruencia.

Comentarios
Más opiniones
"NetAuto"
"El público también quiere subir al escenario"
"¡Alerta por cajas de ahorro fraudulentas!"
"El Santo"
Mapa del sitio
© Todos los dererechos reservados Ocho TV 2017
Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual. De no existir previa autorización por escrito de OCHO TV, Quiero Media S. A. de C. V., queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos (De manera descriptiva pero no limitativa, a los logotipos, diseños, contenido, texto, fotografías, audios, videos, etc.). Si desea hacer uso de cualquier contenido de OCHOTV, por favor comuníquese a las Oficinas de OCHO TV, al 37 70 00 85. Gracias.