Opinión
Opinión más reciente
08-08-2017
"La falacia del Frente Amplio Democrático"
Jonás

El proceso electoral 2018, en medio del griterío de interesados y dirigentes partidistas (los que están frente a las cámaras y los que se ocultan detrás del telón) había tomado un aparente rumbo, un tanto más ordenado: por un lado, el único candidato seguro hasta ahora, Andrés Manuel López Obrador. Por otra parte, el resto de aspirantes, más o menos apiñados debajo del paraguas del Frente Amplio Democrático, y finalmente, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), todavía en el proceso de parto para acomodar sus reglas y elegir a su candidato.

Y todo se descompuso de nuevo.



¿Qué ocurrió? Que desde el seno del Partido de la Revolución Democrática, personajes como el legislador Pablo Gómez –un perredista de cepa– y el ex gobernador michoacano Leonel Godoy, hicieron pública su decisión de apoyar a Andrés Manuel, pero no se van del PRD, se quedan dentro del partido para organizar comités de apoyo al político tabasqueño.



Las voces en contra, muy naturales en el PRD, los acusan de sabotaje y oportunismo. Pero Gómez y Godoy, junto con todos los que apoyan a Andrés Manuel desde dentro del PRD, ni se inmutan. Argumentan de varias maneras y provocan algo que Alejandra Barrales (presidenta nacional del partido) y la corriente de los Chuchos, no esperaban: descarrilan al PRD en su afán de unirse al famoso Frente Amplio Democrático.



Claro que la historia no se ha escrito aún, pero las dificultades para el Frente Amplio aumentan, mientras los días siguen consumiéndose y se acerca rápidamente el mes de octubre, en el que ya se habrá definido quiénes tendrán oportunidad real de ser candidatos a la presidencia.



Esta multiplicidad de liderazgos en el PRD, impacta de lleno a Acción Nacional (PAN), donde la discusión interna es igual o más álgida que la perredista.



De entrada, Ricardo Anaya sigue operando para beneficio de él y su grupo. Es evidente, aunque no lo admite, que está operando para ser el candidato presidencial. Y al mismo tiempo, la favorita en las encuestas abiertas, Margarita Zavala, arrecia sus críticas contra Anaya. Todavía no se atreve a rebelarse totalmente, porque está consciente de que en la estructura partidista no cuenta con el apoyo de consejeros y líderes como los ex gobernadores Rafael Moreno Valle, Ernesto Ruffo y Juan Carlos Romero Hicks, o el ex canciller  Ernesto Derbez, quienes a su vez están pidiendo el voto de los panistas para ser candidatos presidenciales.



Todos están trabajando a velocidad para construir simpatías. Su objetivo antes de octubre, tendrá que ser un pacto contra Ricardo Anaya o finalmente, sumarse a su causa.



¿Es posible esperar que el resultado de la batalla interna del PAN acepte en el Frente Amplio apoyar a un perredista? La respuesta es no.



Y entre los amarillos, ¿los que aún queden en pie para apoyar, por ejemplo, a Miguel Ángel Mancera, se entregarán a la causa de un candidato (o candidata) panista? La respuesta, también, es no.



Estos últimos días se puso de moda decir que el Frente Amplio debe sustentar, más que una candidatura, un “gobierno de coalición”.



Lo primero que deben hacerlos partidos políticos es resolver sus procesos internos. Todo lo demás son apenas buenos deseos.

Comentarios
Más opiniones
"Que se cuide Jalisco de la escuela para genios"
"Arte y locura"
"El asesinato de Mara… y en Jalisco no sabemos ni cuántos Uber hay"
"Rompiendo la semana "
Mapa del sitio
© Todos los dererechos reservados Ocho TV 2017
Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual. De no existir previa autorización por escrito de OCHO TV, Quiero Media S. A. de C. V., queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos (De manera descriptiva pero no limitativa, a los logotipos, diseños, contenido, texto, fotografías, audios, videos, etc.). Si desea hacer uso de cualquier contenido de OCHOTV, por favor comuníquese a las Oficinas de OCHO TV, al 37 70 00 85. Gracias.