En Contraste
En Contraste - Odebrecht y la corrupción que pegó en la Fepade
23-10-2017
La destitución de Santiago Nieto Castillo, en este momento fuera de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) por voluntad del encargado de despacho de la Procuraduría General de la República (PGR), Alberto Elías Beltrán, ha metido en laberinto (otra vez) al gobierno de Enrique Peña Nieto. El tema no se ha popularizado debido a su complejidad y tecnicismos, pero el escándalo ya estalló. La lectura generalizada, sobre todo de las fuerzas políticas, los académicos y los activistas que más cuestionan la gestión de Peña Nieto, consideran que hay una venganza literal en contra de Nieto Castillo debido a su insistencia en revisar las acusaciones de corrupción contra el ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, quien habría recibido recursos millonarios de la brasileña Odebrecht y se presume, ayudó a introducir recursos ilegales en la campaña presidencial del presidente Enrique Peña. ¿Le parece que está muy enredado el asunto? Pues más se va a complicar... el actual encargado (no es procurador, sino encargado) de la PGR, argumenta que Santiago Nieto violentó un código interno de comportamiento al ventilar las investigaciones contra Emilio Lozoya, y por eso lo destituyó. El resultado es que las diferentes fuerzas políticas de oposición, es decir PAN, PRD, MC, PT y Morena, tratan de acordar en la Cámara de Diputados y en la Cámara de Senadores un mecanismo para revertir la decisión ya tomada. Los cuestionamientos contra la presidencia de la república son contundentes; aseguran que desde Los Pinos salió la orden para despedir al titular de la Fepade por ser incómodo y "enemigo" de los aliados del presidente. La cuestión no puede terminar de buena manera por razones evidentes: 1. Si en el Poder Legislativo consiguen revertir la decisión del encargado de la PGR, entonces la oposición se habrá anotado un triunfo sobre la administración de Peña Nieto. 2. Si la destitución de Santiago Nieto se mantiene, a pesar de las críticas, de la oposición y de las acusaciones de corrupción, entonces se habrá arrojado un lodozal sobre la expectativa de un proceso democrático no digamos transparente, sino mínimamente democrático y legal para la elección presidencial de 2018. Las voces de analistas y líderes políticos gritan una regresión, un manejo político de la PGR, una vulgar venganza que trata de ocultar un proceso de corrupción que se remonta a la elección misma de Peña Nieto. El escenario mexicano no es oscuro, sino negro, con miras al proceso electoral 2018. Es muy complicado detener la polarización y la división. Es poco menos que imposible recuperar el camino de la democracia.
Comentarios
Mapa del sitio
© Todos los dererechos reservados Ocho TV 2017
Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual. De no existir previa autorización por escrito de OCHO TV, Quiero Media S. A. de C. V., queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos (De manera descriptiva pero no limitativa, a los logotipos, diseños, contenido, texto, fotografías, audios, videos, etc.). Si desea hacer uso de cualquier contenido de OCHOTV, por favor comuníquese a las Oficinas de OCHO TV, al 37 70 00 85. Gracias.